sábado, 8 de enero de 2011

Baby, you can drive my car.


Retrocede el reloj hasta las 12 y empieza a contar otra vez nuestros besos,
no me importa que tardes un siglo en hacerlo, mientras tanto te morderé el cuello
de esa forma que tanto odias. 
No ves que te derrites, te voy a chupar como a un polo de limón. 
Seré ácida, irónica y sexy para ti jovencito.
Y cuando acabe con tu oreja, vamos a bailar tu y yo muy lento un rock n' roll,
nos vamos a deshacer como las aspirinas cariño.
Y es que hay que ver  lo mucho que me pones.

9 comentarios:

  1. Cómo me ha gustado el post de hoy jajaja. Che me dejaste con las ganas :-/

    ResponderEliminar
  2. alucinante tu entrada! :)

    ResponderEliminar
  3. Auuuuuuuuuuuuuuuuuch, me ha encantado :3

    ResponderEliminar
  4. Hermoso y sensual texto.
    es un placer pasar a leerte.
    que tengas un feliz fin de semana.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Guaaaaaau, señorita!

    Me gustó la sensación aquella de deshacerse como aspirinas :D

    ResponderEliminar
  6. Guaaauuu! Que bien escribes tú!

    ResponderEliminar
  7. "...te voy a chupar como a un polo de limón.
    Seré ácida, irónica y sexy para ti jovencito."

    Tú eres maravillosa, eso es lo que eres. Que me gusta más encontrarte en el Family que comer palomitas viendo cine.

    ResponderEliminar
  8. Joder, ganas tengo de que me escriban algo así!

    ResponderEliminar